EL ALUMNADO DE LOS TALLERES DE EMPLEO DE VALENTIA COMIENZA LAS PRÁCTICAS

Los talleres de empleo se dedican a la formación en Actividades hortí­colas; Tareas de conservación y mejora de montes y Operaciones auxiliares de servicios administrativos y generales

Los talleres concedidos por el Instituto Aragonés de Empleo conducen a la obtención de un certificado de profesionalidad de nivel 1, que mejora la empleabilidad de las personas con discapacidad

«Todo en Orden», «A la sombre del Monte Oroel» y «Kilómetro Cero», los tres talleres de empleo que Valentia puso en marcha el pasado mes de octubre en colaboración con el Instituto Aragonés de Empleo, han iniciado la primera fase de prácticas. Tras un periodo de tres meses de teorí­a en aula, el alumnado comienza la etapa de prácticas en alternancia, la cual que permitirá combinar la formación con la práctica profesional, desarrollando servicios de utilidad social. Cada uno de los talleres de empleo está integrado por diez alumnos/as, una directora, un/a docente y una trabajadora social.

 

«Todo en orden»

El taller de empleo «œTodo en orden» ofrece al alumnado una formación teórico-práctica, con la que tienen acceso a la obtención del certificado de profesionalidad «œOperaciones auxiliares de servicios administrativos y generales».

En esta primera etapa de prácticas, con una duración aproximada de 350 horas, los diez alumnos y alumnas del Taller de Empleo «Todo en Orden» pondrán en práctica todo lo aprendido, en los archivos del Ayuntamiento de Huesca, la Diputación Provincial de Huesca, el CDAN y la Cámara de Comercio así­ como en las bibliotecas de la Escuela Politécnica de Huesca, el IES Pirámide y la Fundación Ibercaja.

Durante estas prácticas se realizarán las siguientes tareas: clasificación y catalogación de ejemplares, expurgo, ordenamiento y registro de nuevos fondos, servicio de reprografí­a y atención al cliente.

 

«A la sombra del Monte Oroel»

En el caso de la escuela taller «A la sombre del Monte Oroel» de conservación y mejora de montes, que se desarrolla en el Centro Ignacio Claver de Valentia en Martillué (Jaca), los diez alumnos han conocido ya los espacios naturales en los que intervendrán y se han familiarizado con las herramientas de desbroce que utilizarán en su trabajo. Además, han completado un taller de reconocimiento de planta forestal en el Paseo de la Constitución de Jaca.

«A la sombra del Monte Oroel» contempla un itinerario formativo centrado en actividades auxiliares en conservación y mejora de motes y la realización de 1.000 horas prácticas en actividades auxiliares de repoblación y corrección hidrológica; construcción y mantenimiento de infraestructuras forestales; y control de agentes causantes de plagas y enfermedades a las plantas forestales. Las tareas se realizarán en montes de utilidad pública radicantes en el municipio de Jaca: Monte Oroel, Rapitán, Grosí­n, Batiella, entre otros.

 

«Kilómetro cero»

Por su parte, los diez alumnos de la escuela taller «Kilómetro Cero», dedicada a la formación en actividades hortí­colas, han iniciado igualmente las prácticas en los huertos de Semonia y Brotalia, donde se cultivan productos ecológicos y de proximidad.

El taller de empleo «Kilómetro cero» se desarrollará principalmente en La huerta de Semonia (Huesca) y contempla un itinerario formativo centrado en operaciones auxiliares de mantenimiento y transporte interno de la industria alimentaria así­ como en operaciones culturales, recolección, almacenamiento y envasado de productos.

Los productos resultantes del proceso de manipulado del producto hortí­cola, se utilizarán para su consumo en el Centro Manuel Artero y además se distribuirán de forma gratuita entre entidades y organizaciones de carácter social análogas Valentia.

Finalizado este primer periodo de prácticas, a mediados del mes de abril está previsto que el alumnado de los tres talleres de empleo, siga desarrollando su formación en empresas ordinarias.

Mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual

«La sostenibilidad, el cuidado de nuestro entorno y el sector educativo y cultural son áreas que se relacionan directamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible con los que Valentia está comprometida», explica la gerente de Valentia, Sara Comenge. «La capacitación de las personas con discapacidad intelectual en ámbitos laborales innovadores y de futuro, mejorará su empleabilidad y sus posibilidades de integración efectiva a un puesto de trabajo».

Los talleres de empleo cuentan con una subvención del INAEM que se enmarca en los fondos europeos destinados a dar respuesta a la pandemia provocada por el Covid-19 y deben desarrollar productos o servicios de utilidad pública o de interés social, que posibiliten al alumnado trabajador la realización de un trabajo efectivo que, junto con la formación profesional para el empleo recibida, que estará relacionada directamente con dicho trabajo, procure su cualificación profesional y la acreditación de la misma.

 


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.