La obra «Reencuentro» conmemora el Día de la Discapacidad

Reencuentro es una acción-instalación transmedia con la que Valentia celebra el Día de la Discapacidad. Está compuesta por una obra física que puede contemplarse en el Palacio de Villahermosa acompañada del sonido del blues. Se complementa con el siguiente vídeo al que se accede también a través de código QR.

Del taller de arte del Centro Manuel Artero de Valentia en Huesca surge la obra Reencuentro, una instalación que en clave metafórica reivindica el arte y sus dinámicas como herramientas de cambio e integración de las diversas realidades personales. Una acción-instalación que se mostrará al público en el jardín del Palacio de Villahermosa de Fundación Ibercaja con motivo del Día de la Discapacidad, que se conmemora cada 3 de diciembre, y permanecerá hasta el próximo 22 de enero de 2021.

Como explica Eduardo Cajal, el director del Taller de Arte, «la obra Reencuentro partió de una lluvia de ideas.  Enseguida vimos claro que queríamos desarrollar una instalación que comunicase todo el trabajo que estamos haciendo en el taller. Pero queríamos además dejar espacio a la interpretación, que no fuera literal. Una metáfora».

«Utilizamos un material con el que nos sentíamos completamente identificados: fracciones de madera reciclada rota en pequeños fragmentos caóticos que se unen para formar un todo. Un concepto que nos define de forma muy clara como grupo», asegura Cajal. Él mismo explica que la obra ha surgido además en un momento de renovación, «en el que nos dirigimos hacia una forma de trabajar más colaborativa. Por eso Reencuentro tiene coautores, no es cosa solo de uno. Y surge de personas con diferentes capacidades que provenían de otros talleres y se han integrado en el taller de Arte, siguiendo la estela de la escuela Bauhaus».

La historia de un Reencuentro para el Día de la Discapacidad

 La obra se compone de una instalación realizada con cubos de maderas recicladas que se complementa con un vídeo realizado en colaboración con el Artlab del Ayuntamiento de Huesca. Como explica su director, Orencio Boix, «el vídeo recoge los planteamientos del taller de Arte.  La demolición de un muro y la elaboración de un cuadro de forma simultánea sirven como metáfora de la transformación del espacio y el tiempo interior y exterior. La música de Ravel, a su vez, nos evoca un barco que navega sobre las olas del océano, inmerso en una deriva que nos llevará a un nuevo lugar, quizá reconocido y reencontrado».

Del grupo que ha trabajado en la obra surgió la idea de plasmarlo en cubos. «Es una figura que representa el racionalismo y en la que también nos sentíamos reflejados», confiesa Eduardo Cajal. Tal y como el comenta «nuestro trabajo se compone de una parte creativa más individual y de otra en la que buscamos ser coherentes, racionales. Perseguimos el objetivo de lograr el máximo en el mundo de la discapacidad sin crear fugas. Y desde ese punto de vista, el cubo nos define».

Pero Reencuentro es además un viaje que conecta con los colectivos marginales del siglo XVIII, como los esclavos que viajaban de África a América. Por eso, en la obra es tan importante el sonido, la música… acompañada de doce piezas del mejor blues de la historia. «Las personas que componen en taller de Arte de Valentia se reivindican hoy como artistas. Pero lo hacen después de un largo proceso. Después de un largo viaje que entre las personas con discapacidad partía desde el estigma y la marginación», recuerda Cajal.

Reencuentro recoge el espíritu de Marcel Duchamp y comparte un mensaje rotundo con el espectador: «El arte es la única disciplina que nos define como seres humanos, que nos permite ser, que nos integra».

Reencuentro podrá disfrutarse en el Palacio de Villahermosa de Fundación Ibercaja en Huesca desde el 3 de diciembre hasta el 22 de enero de 2021.

 

 


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *