Las familias reflexionan en Huesca sobre su participación en el cuidado de las personas con discapacidad intelectual

Más de 450 familias de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo se han dado cita hoy en el VI Encuentro Autonómico organizado por Plena Inclusión Aragón y Valentia bajo el lema «Cada familia importa» en el Palacio de Congresos de la capital oscense. Un encuentro que ha sido inaugurado por el alcalde de la ciudad, Luis Felipe; el gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos; el Vicepresidente de Plena Inclusión Aragón, Mario Puerto; el presidente de Plena Inclusión Aragón, Santiago Villanueva; y el presidente de Valentia, Lorenzo Torrente.

El acto de inauguración ha servido para poner en común retos y anhelos, para reconocer el camino andado hasta aquí, reforzar la necesaria cooperación con las administraciones públicas y reivindicar alto y claro un apoyo decidido a las familias de las personas con discapacidad‐ «su cinturón de seguridad», como las ha definido Mario Puerto, vicepresidente de Plena Inclusión España.

Para el alcalde de Huesca, Luis Felipe, «las familias no solo ayudáis dentro de cada casa; ayudáis a interpretar lo que sucede fuera». Y en esta misma línea, el presidente de Valentia, Lorenzo Torrente, ha compartido con las familias que abarrotaban el auditorio un reto: «tenemos que hacer ver que en la sociedad hay personas diferentes que pueden aportar muchísimo. Todos somos ciudadanos de pleno derecho. Y tenemos que dar la cara: ante la sociedad y ante la administración».

En este sentido, el presidente de Valentia ha echado la vista atrás para recordar los inicios de la entidad y a su fundador, Ramón Torrente. «Valentia comienza prácticamente de la nada, de unas familias que se empiezan a unir, a veces sin saber a dónde iban, pero con trabajo y constancia han llegado a posibilitar un proyecto de vida para más de 500 personas con discapacidad intelectual«. «La apatía es el mayor enemigo de la discapacidad y de cualquier proyecto», ha añadido.

Por su parte el presidente de Plena Inclusión Aragón, Santiago Villanueva, ha dedicado igualmente sus primeras palabras a esas familias que no se resignaron». Villanueva ha destacado que «en Aragón la relación con la Administración Pública da buenos resultados» y ha puesto como ejemplo la nueva Ley de Derechos y Garantías de las Personas con Discapacidad, que ha supuesto «un antes y un después para la realidad de las personas con discapacidad intelectual, pasando de la concepción asistencial a situarlos en igualdad de derechos con todas las personas».

Sin embargo, el presidente de Plena Inclusión Aragón ha puesto de manifiesto que «las familias asumen todo el peso y el sobresfuerzo físico, emocional y económico así como las dificultades de conciliación». Ha recordado que en España hay cuatro millones de personas con discapacidad y 3,8 millones viven con sus familias. «Somos una pieza fundamental en el proceso de inclusión pero no hay políticas dirigidas a las familias», ha reclamado. Joaquín Santos, gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, ha reivindicado la actual política del Gobierno de Aragón: «Ya no es una política de Servicios Sociales, sino que es una política transversal, una obligación de las políticas públicas de todas las áreas del Gobierno». Además, Santos ha revalidado su compromiso con las familias de las que, ha dicho, ha venido a aprender.

Por su parte, Mario Puerto, vicepresidente de Plena Inclusión España, ha recordado que este 2018 está dedicado a las familias, con las que ha compartido un reto: «dibujar un nuevo mapa de familias distintas y ser capaces de entender sus necesidades». Y ha asegurado que tenemos ante nosotros el desafío de encontrar «nuevas fórmulas para que cada grupo familiar tenga un proyecto de vida y no solo un plan para sobrevivir».

Lary León: cuando el optimismo se contagia

Lary León, coordinadora de proyectos y contenidos de la Fundación ATRESMEDIA, ha ofrecido una apasionante ponencia en la que ha llevado a la práctica su propia teoría TPT (Talento, Pasión y Tenacidad): «a veces subestimamos las capacidades que tenemos todos. Cuando nos preguntan, las personas con capacidades diferentes y las familias, tenemos la oportunidad de contar, de sensibilizar«. Y eso es lo que ha hecho hoy en el VI Encuentro Autonómico de Familias.

Lary nació en un momento en el que las ecografías no eran generalizadas y su discapacidad física fue «una sorpresa» para sus padres, explica. «Soy la pequeña de cinco hermanos y mis padres esperaban un futbolista» pero, como ella misma dice, «nació una sirena: con sus dos
aletas y su cola de sirena».

Dice Lary que «la espiral de la vida nos enseña que todo pasa por algo y todos venimos con una misión o varias, vengamos con las herramientas que vengamos. Yo imagino la espiral de mi vida como una cuerda con tramos suaves y tramos deshilachados». Pero «todas son experiencias buenas», asegura.

La vida de Lary ha desmontado cada uno de los pronósticos de varios equipos médicos: «gracias a que nadie creyó en su pesimismo, he tenido una vida diferente a la que auguraban». «El regalo de mi familia fue que me tratasen con absoluta normalidad, sin autoprotección. Yo hacía de todo: ponía la mesa, limpiaba cristales, hacía gimnasia rítmica ¡Quería ser Nadia Comaneci!», dice Lary León.

Para ella, convencida de que la actitud es contagiosa y que es fundamental que esta sea positiva, «la discapacidad es una oportunidad para todos». «Mis compañeras de colegio tuvieron la oportunidad de ver que tenían la discapacidad de escribir con los pies», ha asegurado Lary.

La jornada en el Palacio de Congresos de Huesca se acercaba a su fin con la intervención del moderador del encuentro, Sergio Bernués, que ha hecho un recorrido por diferentes momentos y protagonistas de la Historia que han supuesto ejemplos claros de superación, utilizando las enseñanzas de El Quijote como hilo conductor. «Lo que nos limita son nuestras expectativas, no nuestras capacidades», ha asegurado.

«Tú más yo somos todos, somos todas», a coro para cerrar el encuentro El broche final al VI Encuentro de Familias de personas con discapacidad intelectual y del desarrollo lo ha puesto la canción «Inclusión», interpretada en directo y coreada por las familias participantes al ritmo de un estribillo con un sentido especial: «Tú más yo somos todos, somos todas. Plena Inclusión, ¡vamos a cantar!».


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *