Atades Huesca ahora es Valentia

Del compromiso y la voluntad de construir una sociedad más inclusiva y justa nace Valentia, que recoge los más de 50 años de experiencia de Atades Huesca: la organización sin ánimo de lucro referente en la provincia de Huesca que ofrece a las personas con discapacidad intelectual y a sus familias todo el apoyo necesario para desarrollar una vida plena.

A las once de la mañana del día veinticinco de octubre de 1.964 se constituía la “Asociación Provincial de padres, familiares y protectores de subnormales de Huesca» y se utilizó como imagen un logotipo que era común a varias organizaciones constituidas con fines similares y agrupadas en torno a una federación nacional.

Hoy la sociedad ha evolucionado y los términos de aquel momento, se han superado y cambiado. Han cambiado las necesidades, los servicios, la sensibilidad de las entidades, de la sociedad y de los profesionales.

Cuando nació Atades Huesca, se buscaba protección. Lograron integración.

Hoy estamos preparados para ofrecer el apoyo que cada uno requiere. Con una atención centrada en las personas. En la que cada uno decide sobre su propia vida.

Hoy somos capaces de dar respuesta a las necesidades más diversas y variables.

Y lo hacemos dotándonos de una organización más flexible y coherente: una fundación asistencial, una asociación y una fundación tutelar.

Valentia. La fundación que reúne los servicios, los profesionales, los centros la formación y el empleo,. Que completa el círculo de una vida plena; respetando las preferencias e intereses de todos los usuarios. respetando las preferencias de cada persona.

Valentia Social. Alma y corazón de la entidad. Donde laten los anhelos de las familias y la empatía de socios y voluntarios. Nacida para integrar y defender los derechos de las personas con discapacidad y sus familias. Es nuestra Asociación y es esencialmente social.

Valentia Tutelar. Una fundación que surge para no dejar ninguna pregunta sin respuesta. Ninguna persona sin apoyo. Que defiende que las vidas son para ser vividas.

Tres entidades que permiten una mayor profesionalización, una mejor atención de las personas con las que se relacionan y comparten un mismo sueño: una sociedad mucha más integradora.


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *