trabajo-atades-huesca-huerta-ecológica

El equipo de apoyo que te gustaría tener en tu trabajo

¿A quién no le gustaría trabajar en una empresa donde existiera un equipo de profesionales que te escucharan, te comprendieran y te ayudaran a salvar los obstáculos para mejorar tu desarrollo laboral y personal? Las unidades de apoyo son equipos de personas especializadas en diferentes áreas que realizan trabajo de fondo, organizado de forma transversal, en los Centros Especiales de Empleo, donde trabajan personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Pero, ¿qué es un Centro Especial de Empleo?

Un Centro Especial de Empleo (CEE) es una empresa cuyo objetivo principal es el de proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite la integración laboral de éstos en el mercado ordinario de trabajo. Los CEE pueden ser públicos o privados, creados por las administraciones públicas, directamente o en colaboración con otros organismos, por entidades, o por cualquier persona que tenga un proyecto empresarial, con una visión social.

Los centros especiales de empleo funcionan como cualquier empresa ordinaria. Las personas con discapacidad intelectual tiene un puesto, con unas funciones definidas, unos horarios que cumplir y un jefe; pero a diferencia de una empresa ordinaria, en un centro especial de empleo existen las Unidades de Apoyo, un grupo de profesionales que apoyan a los trabajadores con discapacidad en diferentes aspectos de su vida laboral, personal y social, para favorecer la adaptación al puesto y la consecución de una vida plena y feliz.

¿Qué hacen los profesionales de una Unidad de Apoyo?  

En el Centro Especial de Empleo de Valentia trabajan más de 75 personas con  discapacidad distribuidos en los diferentes centros de la provincia de Huesca. El equipo de Unidades de Apoyo está compuesto por la dirección del CEE, el servicio de trabajo social y los responsables de cada línea de trabajo (limpieza, jardinería, Brotalia, huerta ecológica, Semonia…). Este equipo se reúne una vez a la semana para analizar cada caso personal y el progreso general de cada grupo.

Las Unidades de Apoyo realizan una labor poco visible, silenciosa, pero muy necesaria, para el buen funcionamiento de la empresa y la felicidad de sus trabajadores. Su labor se centra en apoyar distintos aspectos de la vida laboral, personal y social de aquellos trabajadores que, debido a su nivel de discapacidad, pueden precisarlo.

En el ámbito laboral, las unidades de apoyo colaboran tanto en la incorporación, como en el desarrollo y permanencia del trabajador en su puesto. Pero también realizan una labor de asesoramiento y ayuda en temas relacionados con la vida personal y social de cada trabajador, que pueden llegar a afectar a su estabilidad en el ámbito laboral.

Además, el equipo se preocupa de ayudarles a resolver conflictos o problemas de su vida personal, familiar y social que, como a todos, pueden llegar a afectar en su vida laboral: desde realizar gestiones personales, como podría ser la búsqueda de una vivienda, a colaborar ante un problema de salud que impide desenvolverse en su puesto.

La finalidad es que las personas con discapacidad estén orgullosos de su trabajo, se sientan realizados, tengan un buen ambiente laboral. Y ayudarles, en la medida de lo posible, a potenciar su autonomía para resolver sus propios asuntos.

¿Cuáles son las funciones de las unidades de apoyo?

En general, permiten ayudar a superar las barreras, obstáculos o dificultades que los trabajadores con discapacidad tienen en los Centros Especiales de Empleo

  1. Valorar las capacidades de la persona con discapacidad y analizar su puesto de trabajo.
  2. Detectar y determinar, tras esa valoración, las necesidades de apoyo para que el trabajador pueda desarrollar su actividad profesional.
  3. Establecer relaciones precisas con el entorno familiar y social de los trabajadores con discapacidad, como instrumento de apoyo y estímulo al trabajador en la incorporación a un puesto de trabajo y la estabilidad del mismo.
  4. Detectar carencias formativas y desarrollarprogramas de formación necesarios para la adaptación del trabajador al puesto de trabajo, a las nuevas tecnologías y a los procesos productivos.
  5. Establecer apoyos individualizados para cada trabajador en el puesto de trabajo.
  6. Favorecer y potenciar la autonomía e independencia de los trabajadores con discapacidad, tanto en su puesto de trabajo como en su entorno social y personal.
  7. Realizar una integración de calidad, real y sostenible, en el entorno de trabajo.
  8. Favorecerla integración de nuevos trabajadores al CEE mediante el establecimiento de los apoyos adecuados.
  9. Asistir al trabajador del CEE en el proceso de incorporación al mercado ordinario de trabajo.
  10. Detectar e intervenir en los posibles procesos de deterioro evolutivo de los trabajadores con discapacidad a fin de evitar y atenuar sus efectos.

Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *