Una historia de la que estar orgullosos

Desde los primeros pasos que los fundadores dieron hace más de medio siglo, hemos sido capaces de ir siempre adelante, con tanta humildad como audacia. Con una firme voluntad de tejer una amplia red de apoyo en toda la provincia de Huesca, conscientes de que los servicios deben ofrecerse allí donde surgen las necesidades.

Desde aquella primera iniciativa con la que se prestaba atención a apenas una decena de usuarios, hasta la realidad actual, con más de 500 personas atendidas, más de 300 trabajadores, presencia en siete localidades, más de 70 personas con discapacidad intelectual trabajando en el centro especial de empleo, más de 60 voluntarios, 40 personas tuteladas…

Atades Huesca ha acompañado a una generación a lo largo de toda su vida. Ha hecho realidad el propósito con el que la crearon los promotores: la seguridad de una vida digna para sus hijos.

Hoy proponemos revalidar ese compromiso: ofrecer una nueva marca capaz de sostenerse sobre los mismos valores pero adaptada a las necesidades de hoy y a las de las generaciones futuras.

Y lo hacemos además como homenaje a los fundadores. Porque recogemos su testigo con respeto y admiración y nos sirven de inspiración para poder dar respuesta a nuestro compromiso.


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *