Spagyria: últimos pasos hacia un cosmético 100% ecológico

El trabajo en el campo requiere tiempo, paciencia y algo de suerte. Pero al final, llegan los resultados. Y en el proyecto Spagyria, ese resultado empieza a tomar forma. Estos días, los campos de Valentia- jefe de filas del proyecto europeo que reúne a nueve socios de España y Francia- están rebosantes de Salvia Sclárea: la planta que, junto a la caléndula y la melisa, integra la fórmula magistral de un cosmético 100% ecológico y 100% social.

“Después de meses de cultivo y cuidados, la planta está lista para su recolección”, explica Ana Pontaque, responsable de los cultivos ecológicos de la entidad. Un proceso meticuloso, ya que el destino de estas plantas es la extracción de aceites esenciales, lo que implica algunos cuidados añadidos. “Hemos empezado a recolectar la flor de la Salvia Sclárea y a continuación seguiremos con la recolección del resto de la parte vegetal. Lo ideal es completar el proceso en el menor tiempo posible y mejor durante la mañana. Pero se debe evitar la humedad del rocío, la lluvia o el riego, puesto que estas plantas deben pasar a continuación por un proceso de secado”, añade.

 

Campos de esencia

6.000 metros cuadrados con 12.000 plantones de Savia Sclárea, además de 3.000 metros cuadrados en los que se plantaron 6.000 plantones de Caléndula. Valentia cultiva en sus campos ecológicos las plantas de las que se obtendrá el aceite esencial. La base para el este nuevo cosmético que será producido en los laboratorios de Karicia. Esencias a las que se añadirá aroma de la melisa que también estos días se recolecta en Navarra, en los campos gestionados por Elkarkide, otro de los socios del proyecto.

Para Susana Ballarín, responsable de proyectos europeos de Valentia, “Spagyria está suponiendo una oportunidad constante de aprendizaje”.

, ha combinado la innovación tanto en los procesos del laboratorio como en el campo. “Fue difícil conseguir semillas en ecológico de las ocho especies de plantas aromáticas que se seleccionaron de inicio para el proyecto. Pronto detectamos la carencia que presenta el mercado en este aspecto”, explica la responsable.

Salvia Sclárea, Salvia officinalis, Salvia lavandulifolia, Tymus zigis, Tymus vulgaris, Equinacea, Caléndula y Melisa fueron las ocho especies que se plantaron en el huerto piloto. Tras un completo proceso de investigación, los socios del proyecto seleccionaron las tres plantas que finalmente servirán de base para el nuevo cosmético.

Por otro lado, una de las grandes virtudes del proyecto Spagyria se concentra en el laboratorio I3A de la Universidad de Zaragoza, donde se realiza el proceso de extracción, una de las grandes innovaciones de este proyecto.

El proceso de extracción de los principios activos de las plantas es lento y muy meticuloso. Por cada kilo de planta, se obtienen uno 5 gramos de aceite, a través de la utilización de CO2 supercrítico. Una técnica que garantiza el respeto al medioambiente y mantiene las propiedades de la planta intacta. De esta manera, se obtiene así un producto 100% limpio con una gran concentración de activos.

 

Primeras muestras, en septiembre

La planta recolectada ahora y una vez secada, viajará a Pamplona. Allí, se picará en partículas muy finas que después se enviarán al laboratorio del I3A para la extracción del aceite. Con eso, Karicia podrá elaborar las primeras muestras del cosmético, con las que se pondrán en marcha los ensayos con voluntarios necesarios para su aprobación por la agencia nacional del medicamento francesa. Y en septiembre se obtendrán las primeras muestras de la crema hidratante, de alta tolerancia y ecológica.

Un proyecto europeo que abre puertas de futuro

El proyecto Spagyria, que reúne entre sus socios a entidades sociales que trabajan en el ámbito de la discapacidad y la salud mental, organismos públicos y centros de investigación, representa una oportunidad de futuro. “Con todo lo que estamos aprendiendo se abre la puerta al desarrollo de nuevas líneas de negocio en el centro especial de empleo de Valentia”, explica Miguel Angel Lopez, gerente de Valentia. Desde la comercialización, producción y distribución de cosméticos hasta la profundización en los cultivos de plantas aromáticas ecológicas.

Un proyecto con ingredientes ecológicos capaces de crear empleo.

——————————————————————————

Spagyria es un proyecto cofinanciado con fondos europeos que tiene por objetivo la creación de una nueva línea de producción de plantas aromáticas para el desarrollo de cosméticos ecológicos.

Se trata de un proyecto solidario que involucra a personas con discapacidad o dificultades de inserción. Y que contribuye a mejorar su empleabilidad y por tanto su calidad de vida.

Son siete los socios que conforman el partenariado de Spagyria: Valentia –como jefe de fila-, Elkarkide (Pamplona), Les Jardins du Girou (Toulouse), la Universidad de ZaragozaMEDES (Instituto de Medicina y Fisiología Espaciales, Toulouse) y los Ayuntamientos de Huesca y Pamplona.


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *