«Mujeres con Alma», un proyecto nacido en la escuela taller Alma Commerce

La escuela taller Alma Commerce impulsó el proyecto «Mujeres con Alma», que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Huesca, para visibilizar la contribución femenina al ámbito de competencia profesional en el campo de la botánica y el comercio justo en sus variantes individual y colectiva.

Como explica Ana Belén Pérez, «el objetivo es visibilizar entre el alumnado de la Escuela Taller la contribución femenina en el ámbito profesional, con especial atención al campo de la Botánica y el Comercio Justo. Además, el proyecto contribuye a interiorizar los valores de estas mujeres así como a crear un valor añadido a la estrategia comercial».

“Mujeres con alma”

El proyecto «Mujeres con alma» prevé difundir en las instalaciones comerciales de Brotalia la aportación de diversas mujeres de especial relevancia en ámbito de la ciencia, la cultura, las humanidades o las conquistas sociales. Así, tras la investigación realizada por los alumnos, las mujeres o colectivos de mujeres seleccionados han sido: Blanca Catalán María María Antonia Zorraquino, Trementinaires y Wangari Maathai.

 

Blanca Catalán

(Calatayud, 1860-1904)

Se le considera la primera botánica española.

Recolectaba plantas de la zona de Calatayud y las dibujaba detallando sus características. Así, consiguió formar un pequeño y selecto herbario con ejemplares apenas conocidos en su tiempo.

Con los años, su colección terminaría por revelarse como un trabajo crucial para el conocimiento y estudio de la flora aragonesa. Entre las plantas recolectadas, algunas resultaron ser nuevas especies, mientras que otras eran especies locales endógenas.

 

 

María Cerrato

(Badajoz, 1897-1981)

Fue la primera veterinaria española.

Se matriculó como alumna libre en la Escuela Especial de Veterinaria de Córdoba y obtuvo el título en 1925 para poder regentar el herradero de su familia tras la muerte de su padre. Un año después ejerció de inspectora municipal veterinaria en Calamonte, también trabajó como maestra y regentó una farmacia en dicho pueblo de manera simultánea.

En 1937, el Colegio Provincial de Veterinarios de Badajoz le otorgó la Medalla de Oro de Veterinaria.

 

María Antonia Zorraquino

(Zaragoza, 1904-1993)

Fue investigadora y bioquímica.

Desde pequeña tuvo gran interés por el estudio y las ciencias. Estuvo matriculada en la Facultad de Ciencias en la promoción 1921-1925, siendo la única mujer entre 23 hombres. En 1929 defendió su tesis doctoral, que llevó por título Investigaciones sobre estabilidad y carga eléctrica de los coloides y fue dirigida por el eminente profesor Antonio de Gregorio Rocasolano, siendo la tercera doctora en Ciencias y la primera en hacer la defensa de la tesis exclusivamente en Zaragoza.

 

Trementinaires

Fueron mujeres curanderas viajeras del Pirineo catalán.

Durante los siglos XIX y XX, debido a la necesidad económica, crearon su propio oficio a partir de sus conocimientos sobre las propiedades de las plantas, su utilización y las técnicas de curación. Se dedicaban a la venta ambulante de hierbas y remedios naturales que recogían y elaboraban ellas mismas.

Su nombre proviene de la trementina, la cual vendían para desinfectar heridas de personas y animales.

 

Wangari Maathai

(Nyeri, Kenia, 1940-2011)

Fue activista, política, ecologista y fundadora del Movimiento Cinturón Verde.

Primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz (2004) por su contribución al desarrollo sostenible, a la democracia y a la paz. En 1977 fundó el Movimiento Cinturón Verde, en colaboración con el Consejo Nacional de Mujeres de Kenia, que se ocupa de la protección del medio ambiente dando relevancia a la mujer africana y a su entorno familiar,

ofreciendo iniciativas y condiciones de vida sostenibles. Fue elegida miembro del Parlamento de Kenia (Cámara Baja de la Asamblea Nacional) y formó parte del Consejo de Honor del Consejo para el futuro del mundo. Maathai fue también la primera mujer de África Oriental en obtener un doctorado.

 

Un proyecto de Valentia en colaboración con el Ayuntamiento de Huesca

Valentia es la fundación que reúne los servicios, los profesionales, los centros, la formación y el empleo, respetando las preferencias de cada persona. Actualmente gestionamos 7 centros de atención a personas con discapacidad intelectual, un club de ocio y un centro especial de empleo; centros ubicados en Huesca, Barbastro, Monzón, Boltaña, Martillué y Fraga.

Apostamos por la formación y el empleo ofreciendo a las personas con discapacidad intelectual la posibilidad de acceder a una formación acorde a sus intereses y necesidades, gracias a la colaboración del Gobierno de Aragón y el Instituto Aragonés de Empleo, a través de las Escuelas Taller.

El Área de Igualdad y Diversidad del Ayuntamiento de Huesca tiene vocación transversal dentro de la Política Municipal. Apuesta por abordar desde la perspectiva de género, aprovechando los instrumentos de la política municipal, los cambios necesarios en la realidad oscense en pro de la igualdad entre hombres y mujeres, procurando la corresponsabilidad entre todos y todas, ciudadanía e Instituciones. En esta materia, el Ayuntamiento de Huesca ha impulsado procesos en relación a la visibilización de la contribución de las mujeres al desarrollo de nuestras sociedades en clave internacional, intercultural y diacrónicamente; como el Callejero Oscense o el Proyecto “Científicas para la ciudad”.

 

 


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *