Objetivos del Servicio Tutelar Valentia

10 actitudes que SÍ ayudan a las personas con discapacidad

Cuando tenemos en nuestra familia alguien con discapacidad intelectual solemos contar con profesionales que nos ayudan a entender la realidad de estas personas: sus necesidades, sus inquietudes o sus temores.
Sin embargo, ¿qué pasa cuándo la relación con estas personas no es tan cercana pero convivimos con ellos? Es el caso de los amigos, vecinos o compañeros de trabajo que tienen un hijo con discapacidad. ¿Sabemos cómo actuar?
Nuestra intuición e incluso la sabiduría popular nos dicta algunas cosas que casi de forma natural sabemos que no debemos hacer, pero ¿sabemos qué actitudes pueden ayudar- y mucho- a estas personas con discapacidad que se encuentran en nuestro círculo más cercano?

10 consejos que SÍ pueden ayudar a las personas con discapacidad:

1. Actúa con naturalidad. Las personas con discapacidad agradecen que se eviten las diferencias de trato y los paternalismos.
2. Presta tu ayuda directa cuando sea necesario. Ofrece tu colaboración o tu apoyo cuándo creas que puede ser positiva.
3. Escucha con atención. Las personas con discapacidad, como todos, tienen cosas que contar. Y quieren que les escuchen.
4. Pídeles opinión. Es importante contar con ellas antes de tomar una decisión. ¡Te sorprenderán de un punto de vista realmente enriquecedor!
5. Respeta sus decisiones. Hay momentos en los que todos preferimos estar solos, o la ayuda que se nos brinda o la propuesta que se nos hace no nos apetece. Respétalo sin ofenderte.
6. Comparte. Las historias en el caso de los adultos, los juguetes en el caso de los niños, tu experiencia ante una dificultad o ¿por qué no? El periódico un domingo por la mañana o el sofá en el que estáis viendo la televisión.
7. Hazle partícipe. Son muchísimas las actividades que una persona con discapacidad puede realizar de la misma manera que tú. Prueba a jugar un partido de fútbol, cuidar el jardín, dar un paseo o ¡renovar la pintura de la pared de tu casa!
8. Disfruta de su compañía. Poder compartir tu tiempo con una persona con discapacidad es una oportunidad para ambos. Disfrútala.
9. Muéstrale que puede confiar en ti. A veces solo con estar a su lado, con tratar de acompañarle en lo que necesite y cuando lo necesite. Si logras que confíen en ti ¡lo hará para siempre!
10. ¡Y comparte estos consejos si crees que pueden servir de ayuda a alguien más!


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *