10 consejos para triunfar en las entrevistas de trabajo para personas con discapacidad

El mercado laboral está lleno de oportunidades, pero hay que saber aprovecharlas. Por eso, conviene afrontar el proceso con mucha preparación, conscientes de nuestras habilidades y seguros de nosotros mismos. Especialmente para las personas con discapacidad intelectual, que pueden afrontar el proceso de búsqueda de trabajo con más incertidumbre.
Y con razón. Solo el 15% de la población activa con discapacidad está empleada y la mayoría, lo hace en Centros Especiales de Empleo.  Eso sí, los últimos datos del paro nos hacen ser positivos porque la tasa de desempleo ha bajado en el últimos años casi 3 puntos.
La voluntad firme de obtener un empleo y el apoyo de las entidades sociales, son grandes aliadas a la hora de encontrar trabajo. Es, sin duda, la mejor forma de garantizar la inclusión para las personas con discapacidad y la vía más efectiva para sensibilizar a la sociedad.
Además, en Valentia sabemos que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo aportan una visión diferente, una enorme creatividad, gran capacidad de adaptación y una fidelidad absoluta. Valores que cualquier departamento de recursos humanos considerará más que positivos. Por eso, como explica Estela Salinas, trabajadora social de Valentia, “cada vez son más las empresas que acuden a nosotros con ofertas de empleo y no sólo por cumplir la cuota legal o por beneficios fiscales, sino porque se han dado cuenta de los beneficios a nivel personal y social que pueden conseguir al incluir una persona con discapacidad en su equipo. Además, para un empresario hay algo casi o más importante que los conocimientos técnicos, la actitud”.
Eso sí, si tienes algún tipo de discapacidad, conviene que ante un proceso de selección o una entrevista de trabajo, prepares bien tu candidatura. Hoy, queremos compartir contigo algunos consejos que pueden ayudarte a lograr el puesto de trabajo que tanto deseas.

¡Apunta!

– Prepárate y practica. Estudia con antelación la empresa y el puesto de trabajo al que te presentas. Piensa bien qué puedes aportar y por qué querrías incorporarte a él.  Cuanto más preparado vayas a la entrevista, más posibilidades tendrás de que resulte útil.
Cada entrevista es una oportunidad. Olvídate de las que no hayan funcionado; esta vez puede ser la definitiva.
Destaca tus puntos fuertes. Las empresas buscan empleados que puedan aportar valor a la organización. Tus habilidades manuales, tu capacidad para generar buen ambiente, tu facilidad en el trato personal o tu pasión por los deportes de equipo pueden significar la clave diferencial que te permita obtener el empleo.
Sé natural y muéstrate como eres. La entrevista de trabajo no es un examen. No existen respuestas correctas o incorrectas, así que no trates de encontrarlas. Acudir a una entrevista de trabajo con ideas preconcebidas sobre lo que esperan oír puede encorsetar tus respuestas y restar autenticidad a tu candidatura.
Demuestra seguridad en ti mismo. La confianza en uno mismo es una cualidad especialmente importante a la hora de lograr un empleo. En tu día a día en la empresa necesitarás tomar decisiones, afrontar dificultades y proponer nuevas soluciones. Y confiar en tus capacidades te servirá de ayuda.
Atrévete a preguntar. En la entrevista te pueden surgir dudas que conviene despejar desde el primer momento. Con esto demostrarás que de verdad te interesa el puesto, que tienes iniciativa y que estás tomándote en serio el tiempo que te están dedicando.
Pide ayuda si la necesitas. Buscar trabajo es un proceso difícil que genera mucha incertidumbre.  A veces, la ayuda de un experto puede ayudarte a afrontarlo con más tranquilidad. En Valentia contamos con un área de trabajo social y preparación laboral en el que podemos ofrecerte pautas para afrontar con seguridad las entrevistas de trabajo.
– Habla sin complejos de tu discapacidad. La persona que te entrevista conoce tu discapacidad. Saber que puede hablar sobre ella contigo de forma transparente, facilitará el proceso así que habla con naturalidad y sobre todo, de las enormes capacidades de las que dispones. ¡Demuéstraselas!
– Imagina como será tu incorporación al equipo. Si te eligen, tendrás que incorporarte a un puesto de trabajo en un plazo corto de tiempo. La puntualidad, el trabajo en equipo, la relación con los jefes y con los compañeros o la higiene personal son algunos aspectos sobre los que conviene que te prepares con tiempo. El servicio de Orientación Laboral de Valentia podrá ayudarte en todo el proceso.
– Mantén una actitud positiva. Seguramente tendrás que pasar por varios procesos de selección antes de lograr un puesto de trabajo. Puedes verlo como una oportunidad de ir mejorando en tu presentación, tu CV o la confianza en ti mismo.
Y si al final no resultas ser elegido en una selección, no te desanimes. En Valentia estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites. No olvides que buscar trabajo, ¡es un trabajo! Y que existen muchas otras oportunidades de formación que pueden hacer de ti el candidato ideal ¡Mucha suerte!


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *