La crema facial Spagyria ya es una realidad

La crema es el resultado del proyecto europeo de cooperación transfronteriza entre España y Francia cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional

El proyecto Spagyria, que reúne entre sus socios a entidades sociales que trabajan en el ámbito de la discapacidad y la salud mental, organismos públicos y centros de investigación, llega a su fin con buenos resultados

Una crema 100% ecológica y social, surgida de la colaboración europea con el objetivo de crear una nueva lí­nea de producción de plantas aromáticas para el desarrollo de cosméticos ecológicos, que representa una nueva oportunidad laboral para las personas con discapacidad. Hoy, la fórmula magistral de Spagyria es ya una realidad y pone fin a un proyecto que arrancó, bajo el liderazgo de Valentia, hace ahora cuatro años.

El proyecto, que finalizará oficialmente el próximo 30 de marzo, concluye así­ con la producción de 2.400 muestras gratuitas de la crema facial Spagyria.

Plantas aromáticas ecológicas y un proceso de extracción sostenible

La fórmula de Spagyria se compone de extractos de plantas de Salvia Sclarea y Caléndula Officinalis, cultivadas en los terrenos ecológicos de los socios y obtenidos mediante tecnologí­a 100% limpia y segura en los laboratorios del I3A de la Universidad de Zaragoza. Completa la fórmula el hidrolato de Melisa obtenido por destilación en las instalaciones del CITA.

La ventaja del uso de esta nueva tecnologí­a en la extracción de activos radica en la utilización de disolventes compatibles con el medio ambiente y no contaminantes del producto, principalmente dióxido de carbono, totalmente sostenible. A la vez, el trabajo a bajas temperaturas y presiones moderadas, satisface los requisitos de cuidado del activo de la fórmula cosmética porque no modifica la estructura quí­mica de los ingredientes.

 

Una crema hidratante fluida y nutritiva, de agradable perfume

La crema facial SPAGYRIA es una crema fluida que está realizada con una fase acuosa en la que se incluye el hidrolato de melisa y una fase oleosa en la que se incluyen la salvia y la caléndula con un aceite vegetal. Para conseguir emulsionar las dos fases, se utiliza emulgentes naturales y se añade conservantes naturales y perfume con aceites esenciales, para obtener una crema que cumple con todos los requisitos del sello SPAGYRIA y que alcanza el máximo estándar de calidad.

Spagyria es una crema hidratante y nutritiva, de textura ligera, lo que facilita su aplicación sobre la piel y es fácil de extender, dejando una sensación y perfume muy agradables. El envase que se ha utilizado en la fabricación es tipo airless, tiene un mecanismo que al presionar sobre el dosificador genera un efecto de vací­o que hace que el producto sea empujado hacia afuera sin que entre aire en el depósito. Este envase conserva los principios activos del cosmético por más tiempo y evitan la contaminación del producto por parte de agentes externos.

Un proyecto de cooperación entre socios y paí­ses

El proyecto ha contado con un presupuesto de 1.850.000 euros, financiado al 65% por fondos FEDER a través del programa POCTEFA. Se trata de un proyecto de investigación y a la vez social que involucra a personas con discapacidad o dificultades de inserción y que contribuye a mejorar su empleabilidad y por tanto su calidad de vida.

Los socios que conforman el partenariado de Spagyria son Valentia «“como jefe de fila-, Elkarkide (Pamplona), Les Jardins du Girou (Toulouse), la Universidad de Zaragoza, MEDES (Instituto de Medicina y Fisiologí­a Espaciales, Toulouse) y los Ayuntamientos de Huesca y Pamplona.

 

 


Anterior

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.