ultra-trail-atades-huesca-voluntario

Ser voluntario con discapacidad. Querer es poder.

En Valentia hemos lanzado recientemente nuestra campaña de voluntariado con la que pretendemos dar a conocer y poner en valor el gran trabajo de las personas que participan en las actividades de la entidad de forma voluntaria, y buscar nuevos perfiles de voluntarios que también contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas que atendemos.

Gracias a esta campaña conocemos a Mari Carmen, Ramón, Mari, Mari Paz Pero el grupo está formado por más de 30 voluntarios. Entre ellos, el equipo formado por personas con discapacidad intelectual leve que, con voluntad, ganas y motivación, aportan su granito de arena en las actividades que realiza la entidad.

Sentirse útiles y parte de la sociedad

Los componentes del grupo ejercen funciones de voluntarios, tanto dentro de nuestra organización como en actividades organizadas por otras entidades públicas o privadas.  El equipo se organiza desde el Club de Ocio y Tiempo Libre Pieconbola. Como explica su responsable, Conchita Borderías, “participar como voluntarios en algunas actividades de ocio les permite sentirse parte del equipo, aumentar su autoestima porque tienen nuevas responsabilidades, y les hace sentirse útiles y parte de la sociedad”.

Su entusiasmo y optimismo han significado el impulso necesario para hacer crecer el grupo de voluntarios.  Gracias a su ilusión, han sido capaces de contagiar a otros compañeros que han visto los efectos positivos de las experiencias de sus compañeros y también han querido colaborar en estas acciones de voluntariado, dentro de sus actividades de ocio y tiempo libre.

El grupo de voluntarios formado por personas con discapacidad intelectual ya ha colaborado en eventos organizados por Valentia como el Campeonato de Baloncesto anual, las actividades infantiles realizadas durante la exhibición canina organizada por Brotalia (el centro de jardinería de Valentia), o en puntos de avituallamiento y logística durante la Carrera Popular organizada por Ibercaja.

Se sienten bien ayudando a los demás

Pero su labor no es solamente con y para la entidad. Desde el inicio, se planteó que pudieran ejercer de voluntarios colaborando con otras organizaciones. Y han cumplido su cometido, este año repartiendo avituallamiento en Gran Trail Aneto-Posets de Benasque, recogiendo alimentos en la Operación Kilo del Banco de Alimentos en Huesca, o ayudando a empujar las sillas de usuarios de Aspace en la marcha popular anual que organiza esa entidad, para que todos puedan participar y llegar juntos a la meta.

Convertirse en voluntario es una opción que se ofrece a nuestros usuarios en función de sus capacidades y su grado de autonomía, pero también dependiendo de su carácter, gustos e intereses. Por ejemplo, un grupo de usuarios quisieron participar en el pintado de las paredes del club de ocio y disfrutaron entre pinceles y pinturas.

Ser voluntarios les permite sentirse orgullosos de su labor, felices por ayudar a otros, más integrados en su grupo y socialmente, más autónomos e independientes… Son personas con discapacidad intelectual que tienen una inquietud hacia el servicio a los demás, les gusta ayudar y sentirse imprescindibles.


Anterior Siguiente

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *